Ubicados en el interior del Mausoleo de Qin Shi Huang, los Guerreros de Xi’an hechos de terracota, son populares mundialmente al tratarse de una basta colección de 8 mil figuras de guerreros y caballos a tamaño real, estas figuras fueron enterradas alrededor de los años 210 al 209 a. C. con la creencia de que aún después de la muerte, el emperador poseería estas tropas bajo su mando. Custodian el lugar de eterno descanso del entonces autoproclamado «primer emperador de China» Qin Shi Huang.

Los guerreros de terracota fueron encontrados gracias a las obras para el abastecimiento de agua en las cercanías de la región de Xi’an, el mes de marzo de 1974. La Unesco consideró a los Guerreros de terracota como parte del Patrimonio de la Humanidad, en el año 1987.

También te puede interesar:  Visitar el Museo Rijksmuseum de Ámsterdam

El hangar que se construyó sobre las excavaciones llevadas a cabo, con la finalidad proteger y facilitar las labores de los arqueólogos de los tres fosos de entre 8 y 4 metros de profundidad, es llamado «Museo del Ejercito de Guerreros» y cumple la función de salvaguardar las bellas figuras de los Guerreros de terracota. El primero de estos fosos fue descubierto por casualidad por unos campesinos de la región, sin embargo, la excavación no se inició hasta que un arqueólogo se interesó al leer la noticia y sería él mismo el que continuaría con este descubrimiento. La fosa abrió al público en el año 1979.

También te puede interesar:  Visitar los templos de Egipto en el crucero por el Nilo

Todas las figuras de los Guerreros de Xian de terracota tienen características y rasgos distintos, tales como peinados, bigotes, algunos aluden a ser más jóvenes y otros aparentan otras etnias diferentes. Además, los uniformes también fueron hechos con sumo detalle, expresando así el rango militar de cada uno de los guerreros, cada soldado estaba armado, ya sea con lanzas y escudos, arcos o espadas.

Se cree que después de la caída de la gran dinastía del primer emperador, la dinastía Qin, hubo bastantes saqueos en los que las armas y muchas otras cosas fueron robadas. La exposición al oxígeno y el paso del tiempo llegó a estropear la pintura de los guerreros de terracota, se dice que los colores de estos guerreros eran de una pintura hermosa y brillante, que hacía apreciar aún más la labor que se hizo y los detalles de cada figura.

También te puede interesar:  Visitar la Titanic Experience en Belfast

Es posible visitar el Museo de los Guerreros y Caballos de Terracota con traslado desde el hotel en Xian, por un precio aproximado de 30 euros por persona. Existen varias opciones con guía opcional o visitas privadas que se pueden consultar a continuación.