☆ Visitar la Gran Muralla en China

por | China

Inicio > Entradas > China > ☆ Visitar la Gran Muralla en China

Gran Muralla China

La Gran Muralla en China es una de las Siete Maravillas del Mundo, sin duda, figura como un símbolo único que representa a la nación asiática. Su historia, el legado y el esfuerzo arquitectónico que una muralla de sus dimensiones tiene, la hacen un lugar único para conocer y recorrer.

Qué ver en la Gran Muralla China

La longitud de Gran Muralla China es de 8.851 kilómetros, tiene un recorrido por diferentes montañas, desiertos y llanuras del territorio chino. Es una construcción imponente con mucha historia y trascendencia.

Actualmente, gran parte de la muralla está en ruinas, lo que imposibilita el tránsito por ella. Sin embargo, diferentes zonas de la Gran Muralla han sido restauradas con su aspecto original y están abiertas para recorridos de turistas y visitantes en general. Algunas de las secciones más importantes abiertas de la Gran Muralla son:

Mutianyu

Esta zona está ubicada a un poco menos de 90 kilómetros de Pekín, se trata de un paisaje montañoso con una afluencia de turistas menor a otras zonas de la Gran Muralla. Así que Mutianyu es una de las mejores zonas al poder disfrutar con más calma de la experiencia que significa visitar la Gran Muralla, además, el paisaje es imponente y muy atractivo.

Las instalaciones de esta zona de la Gran Muralla incluyen un teleférico, telesilla y un tobogán para los visitantes que se animen a deslizarse montaña abajo. Sin duda, es una opción muy atractiva y entretenida para todos los visitantes que estén en busca de una aventura divertida.

Badaling

Es la zona más visitada por los turistas, lo que hace que sea la zona más saturada de todas, incluso llega a agobiar tanta gente. Se ubica a menos de 80 kilómetros de Pekín, recibe millones de visitantes año tras año desde que abrió sus puertas al entorno turístico en 1957.

La zona de Badaling dispone de un teleférico que hace más sencillo la llegada hasta la parte superior de la Gran Muralla para los turistas. Por supuesto, es una de las zonas que deben visitarse al ser de las más conocidas y ofrecer las mejores vistas.

Simatai y Jinshanling

Es una de las zonas más alejadas del radar de los turistas, ya que es de los tramos más complicados de recorrer por lo empinado que es. Sin embargo, tiene vistas únicas que resultan atractivas para cualquier turista y valen todo el esfuerzo para recorrer esta zona.

El tramo de Simatai y Jinshanling de la Gran Muralla no puede ser visitado por todo el público, hay zonas completamente destruidas y otras empinadas que solo pueden alcanzarse con gran esfuerzo. En ese sentido, es necesario que los visitantes tengan algo de experiencia escalando o cuenten con las condiciones físicas para esto.

Sin embargo, para facilitar la experiencia, este tramo cuenta con un teleférico que funciona para la subida y para el descenso dispone de una tirolina.

Huanghua Cheng

Esta es la sección más irregular de todo la Gran Muralla, es un terreno menos explorado que las otras secciones y muchos turistas y locales no se atreven a emprender la aventura que implica recorrer esta zona.

Tiene un perfil bastante peligroso, ya que gran parte de la zona está desmoronada, pero muchos encuentran un gran encanto en esta aventura. Por su parte, un sector de Huanghua Cheng está sumergido bajo el agua de una presa imponente, algunos amantes del buceo se animan a descubrir esta zona de la muralla.

Cómo llegar a la Gran Muralla

Hay diferentes formas de acceder a la Gran Muralla desde Pekín, todas son muy sencillas al ser un destino turístico muy famoso, eso sí, las vías de acceso son bastante concurridas y hay que armarse de paciencia.

Taxi a la Gran Muralla

Alquilar un taxi durante todo el día de excursión es una posibilidad ya que no resulta caro al cambio de moneda y se puede pactar un precio inicial. Tomar esta opción puede ser cómoda ya que da acceso a cualquier lugar que quiera conocer sin limitaciones de movilidad. Es recomendable contratar un taxista que hable inglés o español para facilitar la comunicación.

Autobús a la Gran Muralla

Llegar a la Gran Muralla en autobús también es una posibilidad, se trata de la opción más económica y es posible acceder a cualquier zona sin problemas. Basta con preguntar en tu propio hotel o investigar las rutas de autobús que lleguen a la Gran Muralla desde el lugar donde se hospede.

En cualquier caso nuestra recomendación es realizar un tour guiado a la Gran Muralla China con traslado incluido, que se realizan desde varias ciudades y puedes consultar a continuación. Evitas inconvenientes con el idioma y tendrás la ruta prevista por adelantado sin sorpresas que puedan alterar tu viaje a China.