El mundo está lleno de hermosos rincones que al visitarlos nos unen a ellos dejándonos huella en nuestros recuerdos. Uno de esos lugares inolvidables que hay que visitar y que quedará guardado en nuestra memoria es París. Una ciudad en la que cada barrio es, en si mismo, un mundo propio, con su personalidad y belleza única.

París la ciudad de la luz y el amor, capital de Francia, famosa por ser un icono en la moda y donde el romanticismo se respira en el aire, cada lugar de esta ciudad pareciera sacado de una novela. Cualquier excusa es buena para visitar París, ya sea por estudios, trabajo, para pedirle matrimonio a tu pareja o hacer un viaje de placer con la familia.

Resultan fascinantes las calles de París, con edificios antiguos mezclados entre nuevos complejos y bellos jardines que le dan un toque a la ciudad único y que se mezclan con la famosa Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, el Arco Del Triunfo o el Sagrado Corazón, entre otras maravillas que esconde la ciudad.

También puedes disfrutar de la comida que ofrece, su gastronomía es exquisita, ricos pasteles y el mejor café. París es un buen lugar para hacer compras ya que las mejores marcas de moda están en la ciudad, sin hablar de los perfumes maravillosos.

En tu visita a París seguro que te acercas a sus famosos barrios como:

Barrio Latino

Su nombre se debe, a que en él, se llevaron a cabo movimientos estudiantiles importantes, y los estudiantes para comunicarse, hablaban el latín como idioma, de ahí el nombre. Un lugar hermoso y tranquilo perfecto para dar un paseo por su plaza de Saint Michel en la cual se encuentra una estatua de San Miguel, esculpida por verdaderos artistas, es una referencia del barrio. Además podrás encontrar diversos sitios para descansar y relajarte, sobre todo restaurantes con bellas vistas del lugar.

También te puede interesar:  Visitar el Machu Picchu en Perú

Y si te gusta la literatura, aquí encontraras numerosas librerías que van desde lo clásico hasta lo más moderno. Al igual que tiendas de música para todos los gustos.

Montmartre

También conocido como el barrio de los pintores ya que diferentes artistas lo consideraron perfecto para expresar su arte y se mudaron a este lugar, convirtiéndolo en una obra de arte o mejor dicho, una sala de arte gigante, ya que es común ver en las calles, pintores, escultores y mimos, expresando su arte.

Pero también tiene un lado picante, por así decirlo. Cerca de la Plaza Pigalle reinan las luces de neón, resaltando los letreros de tiendas eróticas y también de casas de citas.

Cuenta con varios cabarets, de los cuales destaca el maravilloso Moulin Rouge, donde se ofrecen espectáculos que atraen a miles de visitantes. Sin duda alguna es perfecto para disfrutar en pareja con una copa de champan o una cena deliciosa.

Las maravillas de París

Algunas de las estructuras más importantes como la Torre Eiffel, icono de la ciudad y lugar perfecto para tomar fotografías o incluso pedir matrimonio en su alto y bonito restaurant 58 Tour Eiffel. Un breve repaso de su historia, lo que empezó como una obra para una feria, termino convirtiéndose en el sello distintivo, no solo de París sino de toda Francia, toneladas de hierro que hasta hoy en día sigue siendo admirada.

También te puede interesar:  Visitar Capadocia en globo aerostático en Turquía

Y hablando de la Torre Eiffel y sus alrededores, un lugar perfecto para relajarse es el Trocadero y los Campos de Marte. Aquí puedes disfrutar de cada temporada del año, los árboles y las flores te harán saber en qué época estas, todo un espectáculo.

El Arco del Triunfo

Otro de los emblemas de la ciudad es esta maravillosa obra que encontramos en el centro de la ciudad. El Arco del Triunfo fue construido para honrar a los soldados ilustres que participaron en las guerras de Francia. En el convergen 12 avenidas que dan a entender al Arco del Triunfo como el centro.

También están el Arco de Carruseles y el Arco de la Defensa. Como dato curioso, estos 3 arcos están construidos en diferentes partes de la ciudad y fueron hechos en diferentes épocas, pero a su vez, los 3 están alineados.

Versalles

Una experiencia inolvidable para tus sentidos será el visitar el Palacio de Versalles, unos de los patrimonios de la humanidad. El Palacio de Versalles, conocido a nivel mundial, cuenta con espectaculares jardines y fuentes, una arquitectura única y una galería de espejos en su interior. En este palacio es donde residían los reyes de la corona francesa, hasta el mismo Napoleón vivió en este palacio.

También te puede interesar:  Visitar la Abadía de Westminster en Londres

Sus jardines estaban hechos por grandes artistas que se inspiraron en la mitología griega, en especial en el Dios del Sol.

Notre Dame

No podemos olvidarnos la Catedral de Notre Dame, su bella arquitectura con su particular estilo gótico. De las estructuras más antiguas y famosas. Conocida por su campanario con enigmáticas gárgolas, esta catedral inspiro a Víctor Hugo a escribir su obra Nuestra Señora de París.

Los museos de París

Como si fuera poco, esto es solo una parte de París, también hay destacados museos de arte de distintas clases de obras. El Museo de Bellas Artes por ejemplo, donde las obras modernas salen a relucir. Para los amantes de la filosofía, la ciencia y la literatura, el museo de la Sorbona.

Pero el más grande de todos es el museo del Louvre. Aquí las obras maestras por excelencia en la historia de la humanidad son exhibidas, solo mencionar a la Mona Lisa, te dará una idea de las grandiosas obras que encontraras aquí. Desde esculturas, pinturas, obras en bronce, mármol, oro o arcilla, pasando lo medieval hasta lo más destacado del renacimiento.

Visitar París es una experiencia mágica, te lleva a otro mundo y no alcanzarían las palabras para describir su belleza, no hay excusa para no visitar París, por lo menos una vez en la vida.