☆ Qué ver en Carcasona en el sur de Francia

por | Francia

Inicio > Entradas > Francia > ☆ Qué ver en Carcasona en el sur de Francia

Visitar Carcasona en Francia

El sur de Francia es una magnifica opción para visitar si vives en España. Castillos, ríos, playas, viñedos, montañas y una gran variedad de paisajes que están a solo un paso de la frontera.

Es por ello por lo que hoy te llevamos hasta Carcasona para que conozcas una de las ciudades históricas más importantes y bonitas de Francia.

¿Dónde está Carcasona?

Conocida como Carcassonne en francés, esta ciudad medieval se sitúa en la región de Occitania, al sureste de Francia. Se encuentra a medio camino entre las ciudades de Perpiñán y Toulouse, que están unidas por la autopista A61 y que es la vía de llegada a Carcasona.

Desde Barcelona y Madrid también se puede llegar en tren o bus hasta Carcasona.

Qué ver en Carcasona

La población de Carcassonne es conocida por su ciudad amurallada, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1997. Este conjunto medieval fue restaurado en el siglo XIX, lo que sin duda ha significado un mayor atractivo turístico para Carcasona.

La Cité la encontramos al sur de la ciudad nueva, sobre una colina que domina el horizonte. A sus pies se encuentra la llamada Bastida de San Luís, un barrio de la ciudad nueva que durante muchos años se consideró ciudad.

A los pies de la ciudadela se encuentra el río Aude, que no solo demuestra la importancia fluvial del lugar, sino que además añade un recurso magnífico al paisaje.

Qué ver en la Ciudadela de Carcasona

Antes que nada, deberemos entrar a la ciudadela para poder verla, ¿no? En las murallas que la rodean podemos encontrar 4 puertas: la de Narbona, la del Aude, la de Rodez y la de Saint-Nazaire.

En este caso, entraremos por la que históricamente ha sido la puerta principal, la de Narbona.

Al entrar a la ciudadela de Carcassone lo estaremos haciendo a una fortificación que se remonta a las épocas prerromanas, que se hizo fuerte al ser una plaza visigoda que llegaron a ocupar los musulmanes, hasta llegar a ser cuartel general para el ejército real francés. Se abandonó en el siglo XVII, y no fue hasta el XIX cuando gracias a Eugene Viollet-le-Duc la ciudadela fue restaurada hasta el punto en el que hoy la conocemos.

En su interior podemos encontrarnos con un trazado medieval auténtico, de calles estrechas que se dirigen en todas direcciones. Pasear por allí es ya un acto turístico en sí, pero si hablamos de visitar monumentos dentro de las murallas, lo mejor es empezar yendo al castillo.

El Castillo de Carcasona

El castillo condal se sitúa al oeste dentro de la ciudadela, pegado a la muralla que lo protege del exterior. Su construcción data del siglo XII de la mano de Bernard Aton IV. Consta de 9 torres y a él nada más podemos acceder por un puente que salva el foso del castillo.

Uno de los mayores atractivos del castillo es subir hasta lo alto de sus murallas para poder tener unas vistas privilegiadas sobre todo lo que hay alrededor, y comprender así porque se construyó la fortaleza en ese sitio.

La basílica de Saint-Nazaire

El otro atractivo turístico de la ciudadela es la basílica de Saint-Nazaire, situada al sur. Este edificio data del siglo XI, y dejó un legado de arte románico en la ciudadela que nos transporta muy atrás en la historia. Fue ampliada al estilo gótico entre los siglos XIII y XIV, y tiene su punto fuerte en las vidrieras.

Aunque hay que tener en cuenta que el aspecto actual no tiene nada que ver con su imagen antigua, ya que en la restauración en el siglo XIX se transformaron tanto el interior como el exterior de la basílica.

Una de las historias más curiosas de esta iglesia es que fue catedral, hasta que en año 1801 se le quitó este rango en favor de la antigua iglesia de Saint-Michel, situada en la ciudad nueva.

Sin duda, el mayor atractivo de la iglesia son sus vidrieras, que también fueron restauradas y gozan hoy de un aspecto impecable, en el que se muestran representaciones de la biblia. En el interior, también puedes encontrar una imagen de Simón de Montfort, representado junto a un león.

Entradas y tour a Carcassone

Como ves, el sur de Francia tiene guardada mucha historia entre sus ciudades. Carcassonne es el lugar perfecto para conocerla a fondo, y estamos seguros de que te encantará.

A continuación te mostramos distintas opciones que pueden ser de tu interés si deseas visitar esta bonita ciudad medieval.