Te invitamos a conocer el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles (MANN), considerado uno de los más importantes de su género en Europa.

Allí podrás contemplar tesoros de las antiguas ciudades romanas de Pompeya y Herculano, que fueron destruidas por la violenta erupción del volcán Vesubio, en el año 79 después de Cristo.

La entrada incluye opcionalmente el acceso con audioguía, que está disponible en idioma inglés, italiano, francés, español y alemán, para conocer la historia completa de una de las mayores colecciones de utensilios grecorromanos del mundo.

El Museo Arqueológico Nacional de Nápoles fue fundado por Carlos III de España a mediados del siglo XVIII. El edificio que lo alberga era una caballeriza y, entre 1616 y 1777, fue la sede de la Universidad de la ciudad.

También te puede interesar:  Visitar la Plaza Roja de Moscú en Rusia

Una de sus máximas atracciones es la Colección Farnesio, una imponente muestra de esculturas procedentes de la antigüedad, de la época griega y de los romanos, que pertenecía a esta influyente familia italiana. Entre sus obras se destacan el Toro de Farnesio y el Hércules Farnesio, que datan del siglo II antes de Cristo.

Por otro lado, entre los tesoros de Pompeya, Herculano y otras ciudades que sufrieron la erupción del volcán Vesubio sobresalen frescos y mosaicos sacados de las casas, así como estatuas, objetos preciosos y de uso domésticos de aquella época.

Los mismos fueron recuperados durante las excavaciones que comenzaron a partir del siglo XVIII, cuando los restos de las ciudades fueron redescubiertos, luego de perderse por siglos sus localizaciones exactas.

También te puede interesar:  Visitar las favelas de Río de Janeiro en Brasil

Entre las obras halladas se destaca el mosaico de Issos, que representa la batalla entre Alejandro Magno y Darío III de Persia, encontrada en la casa del Fauno, una de las más lujosas de la ciudad. El mismo data del siglo II antes de Cristo y tiene un tamaño de 272 por 513 centímetros.

También llama la atención el célebre Gabinete Secreto, un depósito de objetos obscenos que ilustran el aspecto erótico de la vida de los antiguos romanos.

Otra sección interesante del Museo Arqueológico Nacional de Nápoles es el salón egipcio, con obras que pertenecían a la colección privada de Estéfano Borgia (siglo XVIII) y la Picchianti (siglo XIX).

También te puede interesar:  Visitar el Museo de Arte Moderno de Nueva York en Estados Unidos

Además, se destaca el enorme Salón de la Meridiana, decorado con frescos en el techo de Pietro Bardellini y telas de Giovanni Evangelista Draghi. En el suelo sobresale un gran dibujo de un reloj de sol, que data del siglo XVIII, cuando se pensaba instalar un observatorio astronómico en el edificio.

El Museo Arqueológico Nacional de Nápoles abre sus puertas todos los días de la semana, menos los martes, de 9 a 19:30 horas, pudiendo ingresar al lugar hasta media hora antes del cierre. Los menores de 18 años entran gratis, sean o no europeos.