Visitar Pompeya en Italia

por | Italia

Inicio > Entradas > Italia > Visitar Pompeya en Italia

Indice de contenido

Cómo visitar Pompeya ticket y recomendaciones a tener en cuenta

Pompeya o Pompeii era una antigua ciudad romana ubicada cerca de Nápoles, en Italia. Fue destruida en su mayor parte y enterrada bajo 5 metros de ceniza y piedra volcánica en la brutal erupción del Monte Vesubio en el año 79 d.C.

Vamos a recorrer Pompeii y recomendarte las zonas que no puedes perderte durante tu visita a este fascinante lugar y las diferentes entradas a Pompeya con guía o por libre, que hay disponibles para disfrutar de un completo tour.

Qué ver en Pompeya

Cerca de dos tercios de la ciudad han sido descubiertos. Las murallas de la ciudad tienen siete puertas de entrada a Pompeya. La entrada por la Puerta de la Marina te lleva rápidamente al Foro, que era el centro de la vida cotidiana de la ciudad y que contenía los principales lugares de culto ciudadano.

Foro de Pompeii

El Foro era el centro de todos los principales edificios públicos para la administración de la ciudad y la justicia, para la gestión empresarial y para las actividades comerciales como los populosos mercados.

En la actualidad, el Granero del Foro se utiliza para almacenar una colección de más de 9000 artefactos encontrados en Pompeya, entre los que se encuentran mesas de mármol, estatuas, vajillas de terracota, ollas y sartenes para cocinar y otros utensilios.

Destacan los grandes recipientes expuestos, llamados ánforas, que se utilizaban para transportar aceite, vino y grasa de pescado por todo el Mediterráneo.

Cerca se encuentra una réplica de la Mensa Ponderaria, o mesa pública de pesos y medidas, que se utilizaba para comprobar la exactitud de las medidas utilizadas por los comerciantes que vendían sus productos en el Foro.

La vida en Pompeya

La población de Pompeya era aproximadamente de unos 14.000 habitantes. La gente disfrutaba de las comodidades de una ciudad, desde los baños y teatros hasta los templos y mercados, y vivía en una variedad de hogares, desde casas lujosas hasta modestos talleres habitables.

En la mayoría de las zonas sólo quedan las plantas bajas de los edificios, pero en algunos lugares las estructuras supervivientes son más altas.

Calles de Pompeya

Las calles tenían bloques elevados en el centro que permitían a los peatones cruzar sin pisar la propia carretera, que se duplicó como sistema de drenaje y eliminación de aguas residuales de Pompeya.

Los espacios entre los bloques permitían el paso de vehículos, y las ranuras paralelas cortadas en la superficie mantenían a los carros en el camino.

Establecimientos en Pompeya

Pompeya era lo suficientemente grande como para soportar 150 bares y tabernas que eran usadas principalmente por los pobres o aquellos que no podían permitirse una cocina privada.

Un termopolio (thermopolium) era un establecimiento comercial que consistía en una pequeña habitación con un distintivo mostrador de mampostería en la parte delantera. Incrustados en este mostrador había tarros de barro llamados dolia, que se utilizaban para almacenar alimentos secos como las nueces.

Los termopolios más elegantes también estarían decorados con variados frescos, algunos mostrando la actividad que se ejercía en el comercio.

Las pistrinas o panaderías, también se encuentran repartidas por la ciudad y aquí molían su propia harina usando piedras de lava.

Entretenimiento en Pompeya

El Gran Teatro de Pompeya fue construido a mediados del siglo II a.C. y aprovechó la pendiente natural de la colina para la construcción del auditorio. Aquí se representaban comedias y tragedias de la tradición greco-romana y este fue el primer gran edificio público que se limpio de los residuos de la erupción.

Detrás del Gran Teatro hay un cuadripórtico. Este gran cuadripórtico se utilizaba como vestíbulo, un área donde los espectadores podían permanecer durante los intervalos de los espectáculos del teatro.

Después de un terremoto en el 62 d.C., el edificio cambió su función y se convirtió en un cuartel de gladiadores.

Junto al Gran Teatro está el Odeón o Teatro Pequeño, que data del 79 a.C. Este edificio se usaba para la mímica, la música y el canto.

El anfiteatro de Pompeya

En el otro extremo de la ciudad se encuentra el anfiteatro de Pompeya. Es el anfiteatro romano más antiguo que se conserva, construido después del 70 a.C.

Los juegos de gladiadores eran muy populares y el anfiteatro podía albergar a unas 20.000 personas. Servía no sólo a Pompeya sino también a los habitantes de las poblaciones de los alrededores.

En el 59 d.C. hubo un gran altercado en el anfiteatro, los espectadores de Pompeya y de una ciudad cercana se pelearon entre sí, con el resultado de que el emperador Nerón prohibió los juegos en Pompeya por un período de diez años.

Las termas de Pompeya

Pompeya tenía varias termas, o casas de baños, que eran centros no sólo para bañarse, sino para socializar. Las termas bien conservadas en Pompeya incluyen las Termas Estabianas y los Baños del Foro.

El complejo de las Termas Estabianas dispone de un gran patio o palaestra, que era un área de juegos y recreo al aire libre.

Dentro de los baños había áreas separadas para hombres y mujeres. Los baños se construían alrededor de una serie de habitaciones, incluyendo una zona de vestuario o apodyterium.

La habitación cálida o tepidarium, tendía a ser la habitación más ornamentada del complejo de baños y era una habitación para acomodarse y ser ungido.

El baño caliente o caldarium, contenía un labrum redondo que contenía agua fría para verterla sobre la cabeza del usuario antes de salir de la habitación. El último paso en el proceso de baño romano era el baño frío o frigidarium.

Las casas de Pompeya

Hay muchas casas para ver en Pompeya y podrías pasar días visitando las edificaciones, por eso aquí hemos seleccionado 5 por estar bien conservadas y tener elementos únicos, que vale la pena admirar en tu entrada a Pompeya ya sea con audioguia o en visita guiada.

Fullonica de Stephanus

La fullonica de Stephanus es una casa que fue convertida en una lavandería. Una gran bañera se colocaba en el centro del atrio, y otros baños se colocaban en el jardín, en la parte trasera de la casa.

Para las prendas muy sucias, el proceso de limpieza requería que los esclavos pisaran las telas empapadas de orina humana y animal.

El atrio de la lavandería está decorado con paneles rojos que contienen imágenes.

La Casa de Menandro

El hogar de los parientes de la emperatriz Popea Sabina, la segunda esposa de Nerón, es la Casa de Menandro que alberga un gran peristilo.

La casa debe su nombre a un dramaturgo ateniense que puede verse en un cuadro en uno de los nichos. El lado occidental del peristilo tiene una suite de baño privada. Y un larario o santuario puede verse en un nicho en el lado sur.

La casa tiene un piso superior y el atrio tiene otro larario con un tramo de escaleras de mampostería a su derecha.

La Casa del Huerto

Una pequeña pero elegante casa es La Casa del Huerto. Tiene un atrio cuadrado con un impluvium central o tanque de agua en su piso.

La decoración incluye escenas de jardín con una rica vida de naturaleza, pájaros, arbustos florecientes, estatuas y fuentes más allá de una pérgola decorada con placas escénicas que muestran motivos egipcios.

La Casa de Paquius Proculus

La relativamente pequeña Casa de Paquius Proculus tiene un atrio cubierto con paneles de mosaicos con animales.

Se puede ver más pavimento de mosaicos en otras habitaciones. Un panel muestra una escena cómica de pigmeos pescando en el Nilo.

La casa también contiene paneles de pared pintados que muestran flores estilizadas. En el exterior hay un fino jardín con una fuente de mármol.

La Casa de Marco Lucrezio

La casa de Marco Lucrezio tiene un jardín elevado que actúa como telón de fondo de toda la casa y tiene una fuente de mármol escalonada que alimenta un estanque circular debajo. La habitación central, o tablinum, tiene un fino suelo de mosaico.

Esta área, conocida como el Jardín de los Fugitivos, era un viñedo en el momento de la erupción. Se encontraron víctimas del volcán Vesubio en varios puntos del interior del recinto.

Estas personas murieron por la llegada de una masa piroclástica, una ola de gas y cenizas calientes y tóxicas que se movía rápidamente avanzando a ras de suelo, que fue fatal debido a la asfixia y a temperaturas que alcanzaban los 300 grados centígrados.

Los moldes de estas víctimas pueden verse ahora cerca de la pared trasera del jardín, en una vitrina de cristal.

Entradas Pompeya ticket y tours

La entrada para visitar Pompeya ticket general tiene un precio aproximado de 18€ según las opciones seleccionadas. Hay disponible una visita guiada en español, entradas Pompeya con audioguía y ticket sin colas. También se puede acceder en silla de ruedas.

Si lo deseas puedes consultar a continuación los tours disponibles para visitar Pompeya con salida desde Nápoles, Roma o Sorrento, que además se pueden completar con una ruta a Capri o la Costa de Amalfi, entre otros lugares de interés, para que tu viaje sea completo.

Entradas Pompeya: Descubre los secretos de la antigua ciudad bajo el Vesubio

Pompeya, la antigua ciudad romana sepultada por la erupción del Monte Vesubio en el año 79 d.C., es un fascinante destino histórico. Con las entradas adecuadas, podrás explorar sus calles empedradas y descubrir los restos arqueológicos y obras de arte que aún se conservan.

Hay opciones de entradas individuales y para grupos, así como entradas sin colas y con visitas guiadas en varios idiomas. Además, podrás disfrutar de experiencias adicionales, como visitas al Museo Virtual de Pompeya y al Parque Arqueológico. ¡Embárcate en un viaje al pasado en Pompeya!

Información general sobre Pompeya

Pompeya, una antigua ciudad romana ubicada cerca de Nápoles, Italia, es un tesoro arqueológico sumergido en la historia y la tragedia. Recorrer sus calles empedradas es como viajar en el tiempo y descubrir los vestigios de una civilización perdida.

Historia de la ciudad de Pompeya

Pompeya fue fundada en el siglo VI a.C. por los oscos, una antigua tribu itálica. Sin embargo, la ciudad alcanzó su máximo esplendor durante el período romano, convirtiéndose en un importante centro comercial y residencial.

La erupción del Monte Vesubio y la destrucción de Pompeya

La trágica historia de Pompeya se remonta al año 79 d.C., cuando el Monte Vesubio erupcionó y cubrió la ciudad con una capa de cenizas y lava. Este desastre natural sorprendió a los habitantes de la ciudad, que quedaron atrapados bajo las capas de material volcánico y perdieron sus vidas.

El yacimiento arqueológico de Pompeya

El yacimiento arqueológico de Pompeya es una ventana al pasado, preservando las ruinas de la ciudad romana con sorprendente detalle. Aquí se pueden encontrar calles, plazas, viviendas, baños, teatros y otros edificios que muestran la vida cotidiana de los antiguos habitantes de Pompeya.

Explorar Pompeya es como pasear por un museo al aire libre, donde se pueden admirar frescos, mosaicos, estatuas y otros elementos arquitectónicos que muestran la belleza y la sofisticación de la antigua ciudad. También es posible ver los objetos cotidianos utilizados por los romanos, que revelan detalles sorprendentes sobre su cultura y forma de vida.

El monte Vesubio se alza majestuoso en el horizonte, recordando constantemente la catástrofe que ocurrió hace siglos y añadiendo un telón de fondo impresionante al paisaje arqueológico.

Las entradas a Pompeya ofrecen acceso a este fascinante yacimiento, permitiendo a los visitantes sumergirse en la historia y la cultura de la antigua ciudad romana.

Tipos de entradas a Pompeya

Entradas individuales

Para los visitantes que deseen explorar Pompeya por su cuenta, se ofrecen entradas individuales que les permitirán disfrutar de una experiencia única en esta ciudad romana bien conservada. Con su billete de entrada, podrá recorrer las calles empedradas, admirar los frescos y estatuas, y maravillarse con los edificios antiguos que aún conservan su esplendor. Explorar Pompeya a su propio ritmo le brindará la oportunidad de sumergirse en la historia y la cultura de esta fascinante ciudad.

Entradas para grupos

Si prefiere visitar Pompeya en compañía de amigos, familiares o un grupo organizado, las entradas para grupos son la opción ideal. Disfrute de una experiencia enriquecedora mientras recorre los restos arqueológicos junto a un guía experto que compartirá conocimientos y curiosidades sobre la historia de Pompeya. Esta modalidad es perfecta para aquellos que deseen sumergirse de lleno en la antigua vida romana, rodeados de compañía y aprendiendo juntos sobre esta fascinante ciudad.

Entradas sin colas

Si desea evitar las largas colas y sacar el máximo provecho de su visita a Pompeya, puede optar por las entradas sin colas. Con esta opción, podrá acceder rápidamente al yacimiento arqueológico y comenzar su recorrido sin demoras. Disfrute de una experiencia más fluida y aproveche al máximo su tiempo explorando los tesoros de Pompeya sin las molestias de las esperas. Ideal para aquellos que valoran la comodidad y desean disfrutar al máximo de su visita.

Entradas con visitas guiadas

Si busca una experiencia más enriquecedora y educativa, las entradas con visitas guiadas son una excelente opción. Acompañado de un guía experto, podrá explorar Pompeya de manera más completa, descubriendo detalles y curiosidades que de otra forma pasarían desapercibidos. Los guías le ofrecerán una perspectiva más profunda de la historia de Pompeya y compartirán interesantes anécdotas sobre la vida en la antigua ciudad. Elija entre una variedad de idiomas disponibles y disfrute de una visita guiada que le permitirá sumergirse completamente en la historia y la cultura de Pompeya.

Precios y horarios de las entradas

Para visitar Pompeya y disfrutar de su rica historia, es importante conocer los precios en taquilla y horarios de las entradas. A continuación, te ofrecemos toda la información necesaria:

Entradas individuales

  • Adultos: a partir de 18 €
  • Reducida (estudiantes menores de 25 años): 3 €
  • Entrada gratuita para menores de 18 años y ciudadanos de la Unión Europea mayores de 65 años

Entradas para grupos

  • Grupos de al menos 20 personas: a partir de 13 € por persona

Entradas sin colas

  • Adultos: a partir de 25 €

Entradas con visitas guiadas

  • Adultos: a partir de 25 €

La reserva de entradas online tienen un suplemento de gestión según las opciones elegidas como audioguía, traslado y otros extras que puedas necesitar. Selecciona la visita o tour que prefieras, indica la fecha y número de tickets y verás el importe de las entradas antes de efectuar la reserva.

Los horarios de apertura de Pompeya varían según la temporada:

Temporada alta (1 de abril – 31 de octubre)

  • Lunes a viernes: 9:00 – 19:30 (última entrada a las 18:00)
  • Sábados y domingos: 9:00 – 20:00 (última entrada a las 18:30)

Temporada baja (1 de noviembre – 31 de marzo)

  • Lunes a viernes: 9:00 – 17:00 (última entrada a las 15:30)
  • Sábados y domingos: 9:00 – 16:00 (última entrada a las 14:30)

Es recomendable consultar los horarios actualizados antes de tu visita, al efectuar la reserva, ya que pueden estar sujetos a cambios por razones técnicas o de fuerza mayor.

Cómo llegar a Pompeya

Para llegar a Pompeya, existen distintas opciones de transporte desde las ciudades cercanas. Tanto si te encuentras en Nápoles como en Roma, podrás planificar tu visita de forma cómoda y sencilla.

Desde Nápoles

Si te encuentras en Nápoles, la forma más práctica de llegar a Pompeya es en tren. Desde la estación central de Nápoles, puedes tomar la línea Circumvesuviana en dirección a Sorrento y bajarte en la estación Pompei Scavi – Villa dei Misteri. El trayecto dura aproximadamente 30 minutos y los trenes circulan con frecuencia. Una vez en la estación de Pompei Scavi, solo debes caminar unos pocos minutos para llegar al yacimiento arqueológico.

Si prefieres viajar en autobús, también puedes tomar la línea SITA desde la estación central de Nápoles con destino a Pompeya. Los autobuses tienen horarios regulares y el trayecto suele durar alrededor de 40 minutos. Al llegar a la parada de autobús en Pompeya, podrás dirigirte fácilmente al yacimiento.

Desde Roma

Si te encuentras en la ciudad de Roma y deseas visitar Pompeya, la opción más recomendada es tomar un tren desde la estación de Roma Termini. Puedes encontrar trenes de alta velocidad que llegan directamente a la estación de Nápoles en aproximadamente 1 hora y 10 minutos. Una vez en Nápoles, puedes seguir las indicaciones anteriores para llegar a Pompeya en tren o autobús.

Otra alternativa es tomar un tour organizado desde Roma que incluya el traslado a Pompeya. Estos tours suelen incluir transporte en autobús con guías turísticos que te acompañarán durante toda la visita, brindándote información relevante sobre la historia y los puntos destacados de Pompeya.

Recorriendo Pompeya

Al explorar Pompeya, se pueden encontrar numerosas atracciones que muestran la grandeza de esta antigua ciudad romana. Desde estructuras arquitectónicas impresionantes hasta detalles cotidianos, cada rincón cuenta una historia fascinante del pasado.

Principales atracciones de Pompeya

Entre las principales atracciones de Pompeya se encuentra la Casa del Fauno, una de las residencias más grandes y lujosas de la ciudad. Su elaborada decoración, con frescos y mosaicos bien conservados, es un testimonio de la opulencia de la época.

Otro punto destacado es el Anfiteatro, que muestra la importancia de los espectáculos y entretenimientos en la vida romana. Con capacidad para 20.000 espectadores, este anfiteatro nos transporta a épocas pasadas y nos permite imaginar las emocionantes competencias y celebraciones que tenían lugar allí.

Además, no se puede dejar de mencionar el Foro de Pompeya, el centro social, político y comercial de la ciudad. Aquí se encuentran los restos de templos, tiendas y edificios gubernamentales, que dan una idea de la vida cotidiana en la antigua Pompeya.

La Casa del Fauno y otros puntos destacados

La Casa del Fauno es sin duda uno de los principales tesoros arqueológicos de Pompeya. Su tamaño y su elaborada decoración la convierten en un lugar imperdible para los amantes de la historia antigua. Los frescos bien conservados representan escenas de la mitología romana y ofrecen una visión fascinante de la vida cotidiana en aquel entonces.

Otro punto destacado es el Templo de Apolo, una antigua construcción religiosa dedicada al dios del sol. Aunque gran parte del templo fue destruido durante la erupción del Vesubio, sus columnas y algunas estatuas aún se mantienen en pie, ofreciendo una visión impresionante del esplendor arquitectónico de la época.

Además de estos lugares emblemáticos, también se pueden encontrar numerosas villas y domus que albergaban a la clase alta de la sociedad pompeyana. Cada una de estas residencias cuenta su propia historia a través de sus mosaicos, frescos y patios interiores.

Recorrido por las calles empedradas de Pompeya

Caminar por las calles empedradas de Pompeya es como dar un paso atrás en el tiempo y sumergirse en la vida de la antigua ciudad romana. Al recorrer estas calles, se pueden apreciar las huellas del pasado en forma de carros grabados en la piedra y los restos de tiendas y talleres.

Los visitantes tienen la oportunidad de imaginar cómo era la vida en Pompeya mientras pasean por los antiguos barrios residenciales y comerciales. Las casas con sus patios, jardines y fuentes, así como las tiendas con sus mostradores y mercancías, son testigos silenciosos de la vida cotidiana de sus habitantes.

Experiencias adicionales en Pompeya

Pompeya ofrece mucho más que su fascinante yacimiento arqueológico. Aquí encontrarás opciones para enriquecer aún más tu visita:

Visita al Museo Virtual de Pompeya

Sumérgete en la historia y la vida cotidiana de los antiguos habitantes de Pompeya a través de una visita al Museo Virtual. Este moderno espacio utiliza tecnología avanzada para ofrecerte una experiencia interactiva e inmersiva. Podrás explorar reconstrucciones virtuales de las ruinas y visualizar cómo era la ciudad antes de la devastadora erupción del Vesubio. Una visita imprescindible para comprender mejor la magnitud de esta antigua civilización.

Parque Arqueológico de Pompeya

Además de las ruinas de Pompeya, tienes la oportunidad de explorar el Parque Arqueológico de la ciudad. Este parque, ubicado en los alrededores del yacimiento arqueológico, te permite seguir descubriendo la historia y la belleza de la antigua Pompeya. Pasea por sus jardines, admira sus esculturas y disfruta de la tranquilidad del entorno mientras te sumerges en el pasado.

Excursiones a Herculano y otros yacimientos arqueológicos cercanos

Aprovecha tu visita a Pompeya para explorar también otros yacimientos arqueológicos cercanos. Herculano, ubicada a pocos kilómetros de Pompeya, es otra antigua ciudad romana que sufrió la misma suerte que Pompeya durante la erupción del Vesubio. Podrás admirar sus bien preservados edificios, frescos y obras de arte. Además, existen otras opciones de excursiones a lugares como Oplontis y Stabiae, donde encontrarás más vestigios de la antigua historia romana.

Consejos para visitar Pompeya

Si estás planeando visitar Pompeya, es importante tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán a disfrutar al máximo de tu experiencia. Aquí encontrarás información útil sobre las mejores épocas para visitar, cómo evitar las largas colas y algunas recomendaciones de seguridad.

Épocas recomendadas para visitar Pompeya

La época más recomendada para visitar Pompeya es durante la primavera y el otoño. Estas estaciones ofrecen temperaturas más agradables, evitando el calor sofocante del verano y las posibles lluvias del invierno. Además, la afluencia de turistas es menor en comparación con la temporada alta de verano, lo que te permitirá disfrutar de un ambiente más tranquilo y con menos aglomeraciones.

Cómo evitar las largas colas

  • Compra tus entradas con antelación: Al adquirir tus entradas en línea con anticipación, podrás evitar las largas colas en la taquilla. Además, tendrás la posibilidad de seleccionar entradas sin colas, lo que te permitirá acceder rápidamente al yacimiento arqueológico.
  • Elige horarios menos concurridos: Planifica tu visita a Pompeya en horarios menos frecuentados, como las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde. De esta manera, evitarás coincidir con el mayor flujo de turistas y podrás disfrutar de un paseo más tranquilo.

Recomendaciones de seguridad

Al visitar Pompeya, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones de seguridad para disfrutar de un viaje sin contratiempos:

  • Lleva calzado cómodo: Pompeya es una ciudad grande y caminarás mucho, por lo que es fundamental usar calzado cómodo y adecuado para recorrer las calles empedradas y los restos arqueológicos.
  • Hidrátate adecuadamente: Durante tu visita, asegúrate de llevar contigo una botella de agua y beber con regularidad para mantener una buena hidratación, especialmente en las épocas más calurosas.
  • Protección solar: Pompeya cuenta con amplias áreas al aire libre, por lo que es recomendable aplicar protector solar antes de tu visita. Además, usa un sombrero y gafas de sol para protegerte del sol.
  • Respeta las indicaciones: Pompeya es un sitio arqueológico protegido, por lo que es importante respetar las indicaciones y no tocar ni dañar los restos arqueológicos. Sigue las normas del parque para preservar el patrimonio histórico.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de una visita segura y placentera a Pompeya, explorando los fascinantes vestigios de esta antigua ciudad romana bajo la sombra del imponente Monte Vesubio.

Visitas guiadas Pompeii

Visitar Pompeya en Italia es una experiencia fascinante que te transportará en el tiempo a la época romana. Una de las mejores formas de aprovechar al máximo tu visita es participar en una visita guiada. Las visitas guiadas en Pompeya te brindan la oportunidad de explorar el sitio arqueológico con la ayuda de un experto que te proporcionará información detallada sobre la historia y la cultura de la antigua ciudad.

Al unirte a una visita guiada, podrás descubrir los principales puntos destacados de Pompeya, como el Foro, los baños termales, la Casa del Fauno y el Anfiteatro. Además, los guías te guiarán por las calles empedradas y te contarán historias fascinantes sobre la vida cotidiana en la antigua ciudad.

Una ventaja adicional de las visitas guiadas es que te permiten evitar las largas filas que a menudo se forman en la entrada del sitio. Los guías tienen acceso prioritario, lo que significa que puedes ahorrar tiempo y aprovechar al máximo tu visita.

Recuerda vestirte cómodamente y llevar calzado adecuado, ya que la visita implica caminar por un terreno irregular. También es recomendable llevar agua y protector solar, especialmente en los meses de verano, ya que el sitio arqueológico carece de sombra.

Pompeya entradas

Comprar las entradas para visitar Pompeya en Italia es esencial para poder acceder al sitio arqueológico. Se recomienda adquirir las entradas con antelación para evitar largas filas y asegurarse de tener disponibilidad en la fecha deseada. Las entradas se pueden comprar online en esta misma página o en persona en la taquilla del sitio.

Existen diferentes tipos de entradas disponibles, dependiendo de las preferencias y necesidades de cada visitante. La Pompeya entrada general permite el acceso a la mayoría de las áreas de Pompeya, mientras que la entrada combinada también incluye la visita a otros sitios arqueológicos cercanos, como el Anfiteatro de Pompeya o la Villa de los Misterios.

Es importante tener en cuenta que existen tarifas reducidas para estudiantes, mayores de 65 años y ciudadanos de la Unión Europea menores de 25 años. Para poder beneficiarse de estas tarifas reducidas, es necesario presentar una identificación válida en el momento de la compra de las entradas y durante la visita.

  • Para evitar aglomeraciones y tener una experiencia más tranquila, se recomienda visitar Pompeya en los meses de primavera u otoño, evitando así los meses de verano que suelen ser más concurridos.
  • Es importante llevar calzado cómodo y protector solar, ya que la visita implica caminar largas distancias bajo el sol.
  • Se recomienda contratar un guía turístico para aprovechar al máximo la visita, ya que ellos pueden proporcionar información detallada y contextos históricos sobre las ruinas.

Visitar Pompeya por libre

Visitar Pompeya por libre es una excelente opción para aquellos que desean explorar el sitio arqueológico a su propio ritmo. Aquí hay algunas recomendaciones para hacerlo:

  • Llegar temprano: Pompeya es un destino muy popular, por lo que es recomendable llegar temprano para evitar las multitudes y aprovechar al máximo la visita.
  • Compra de entradas: Las entradas se pueden adquirir en la entrada principal del sitio, aunque es recomendable comprar las entradas con anticipación en línea para evitar largas filas, sobre todo en temporada alta.
  • Mapa y guía: Al ingresar, asegúrate de obtener un mapa y una guía en el idioma que prefieras. Esto te ayudará a orientarte y conocer la historia de los diferentes lugares de interés en Pompeya.
  • Recorrido personalizado: Pompeya es una ciudad antigua muy extensa, por lo que es recomendable planificar el recorrido de antemano y marcar los puntos de mayor interés para visitar.

Visitar Pompeya por libre te permite explorar a tu propio ritmo y disfrutar de la experiencia de descubrir esta antigua ciudad romana por ti mismo.