Dentro de todas las principales atracciones turísticas de Brasil, pocas son las que se ubican en Río de Janeiro y son popularmente reconocidas a simple vista como lo es el Cristo del Corcovado o también conocido como Cristo Redentor.

El Cristo Redentor es una estatua de una altura de poco más de 30 metros, a lo que se suma un pedestal de 8 metros, que representa a Jesús de Nazaret con los brazos abiertos, según a quién se pregunte hay distintas opiniones respecto a su significado, el Cristo del Corcovado está protegiendo, abrazando, presentando, elevando, saludando o simplemente glorificando a la ciudad de Río de Janeiro en Brasil.

La estatua está a más de 700 metros sobre el nivel del mar, ubicada en el Parque Nacional de la Tijuca, en la cima de un monte conocido como «Cerro del Corcovado», este cerro y la estatua pueden ser avistados desde casi cualquier lugar de la ciudad de Río de janeiro. El monumento se inauguró el 12 de octubre del año 1931, la obra tardó unos 5 años en realizarse.

También te puede interesar:  Visitar las favelas de Río de Janeiro en Brasil

Este monumento es considerado la estatua Art Decó más grande del mundo y es actualmente reconocida como una de las «nuevas siete maravillas del mundo moderno», una pequeña lista a la que se unen la Gran Muralla China, el Machu Picchu, el Taj Majal, el Coliseo de Roma, Petra y Chichen Itzá.

Llevado acabo como parte de la conmemoración del centenario de la independencia de Brasil, la idea del monumento nació mucho antes no como ahora lo conocemos, pero sí como un monumento religioso que marcara la esencia de Río de Janeiro, esto ocurrió en el año 1859, de la mente del presbítero católico Pedro María Boss y la entonces princesa Isabel de Brasil. La idea no pasó de ser eso mismo, al menos durante el imperio del Brasil, pero se retomó en el año 1921, donde el centenario de la independencia de Brasil se convertía en el motivo perfecto, siendo Héctor da Silva Costa, quien fue el delegado para realizar la ejecución de la obra, mientras que la escultura quedo a manos del francés Paul Landowski.

También te puede interesar:  Qué ver al visitar Roma

El Cristo Redentor es, sin lugar a dudas, un punto de referencia para los brasileños, una inspiración para cualquiera que lo ve a lo lejos o se anima a subir al mirador del Corcovado.

Se convierte en un atractivo turístico tan importante para Brasil que muchos presumen conocerlo lo suficiente en fotos, programas de televisión y revistas, pero jamás es la misma experiencia que vivir por uno mismo el ascenso hasta El Cristo Corcovado y sus 38 imponentes metros de altura, además de su ya elevada altura por encima del nivel del mar.

También te puede interesar:  Qué ver al visitar Londres

Es posible visitar El Cristo Redentor de Río de Janeiro en Brasil, por un precio aproximado de 27 euros por persona, que da acceso al monumento y al tren cremallera que te lleva hasta el pie de la estatua mientras disfrutas de las espectaculares vistas por el Parque Nacional de la Tijuca.

Hay otras opciones de visita al Cristo de Corcovado con guía o tour por Río de Janeiro que puedes consultar a continuación.