Descubre aquí las opciones disponibles y reserva para asegurar tu visita


Qué ver en Sevilla

Sevilla, la ciudad alegre que siempre tiene un color especial sea cual sea la época del año que la visites, porque siempre tiene algo nuevo que mostrarte.

Sus calles y terrazas llenas de vida y sus antiguos edificios y monumentos, no solo la convierten en un lugar perfecto para pasear entre barrios con encanto, sino también para conocer una historia increíblemente rica.

Hoy vamos a recorrer, dejándonos sorprender, Sevilla, la capital andaluza.

 

Monumentos destacados de Sevilla

Es innegable que Sevilla fue un crisol de culturas. Los edificios de la época del “Imperio donde nunca se pone el sol” contrastan con las influencias árabes que recibió Sevilla durante la conquista musulmana de la península ibérica.

Un gran ejemplo de estos contrastes es el Real Alcázar de Sevilla, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, en su interior se constatan muchos estilos de arquitectura que van desde el renacentista al mudéjar. Los jardines y fuentes que rodean a los edificios del Alcázar son de una belleza increíble, tanto que el lugar sirvió como set de rodaje para la popular serie Juego de Tronos, escenificando el reino de Dorne.

Muy cerca del Alcázar de Sevilla se encuentra la catedral de Santa María de la Sede, también declarada Patrimonio de la Humanidad junto al Alcázar y la Giralda. En su interior encontramos un estilo gótico en el que destacan tanto la Capilla Real como el Retablo Mayor, el mayor de la fe cristiana.

Torre del Oro en Sevilla

Junto a la catedral de Sevilla se encuentra el que quizás sea el edificio más importante de la ciudad, por lo menos para los sevillanos y sevillanas. Y es que sus 104 metros de altura imponen. Construido sobre una antigua mezquita, en su interior no encontramos escaleras, sino rampas para que se pudiera subir hasta casi su punta con caballos. La Giralda hizo y hace la función de campanario de la catedral.

Otro monumento importante del centro de Sevilla es, como no, la Torre del Oro. Aunque muchos piensan que su nombre se debe a que en su interior se guardaba el oro que se traía de América en la época colonial, la verdad es que se debe a unos antiguos azulejos que la cubrían y con la luz del sol provocaban un reflejo dorado.

La influencia de las Expos

Sevilla ha sido sede de 2 exposiciones muy importantes. Primero, en 1929, lo fue de la Exposición Iberoamericana y más tarde, en 1992, lo fue de una Exposición Universal. Estos dos acontecimientos fueron muy importantes para la ciudad del Guadalquivir, pero sin duda hay dos lugares que destacan sobre el resto.

El Parque de María Luisa, aunque fue inaugurado en 1914, guarda edificios icónicos de la exposición de 1929, como el pabellón de Chile o el de Argentina. Es perfecto para pasear y admirar la vegetación que existe en la zona.

Pero la joya de la corona de esta exposición fue la Plaza de España, coronada por el pabellón de España. Cuenta en su interior con un canal navegable, además de que en sus bancos se representan todas las provincias de España pintadas en sus azulejos. Entre sus pasillos se rodaron algunas escenas de la película Star Wars: el ataque de los clones.

Barrios de Sevilla con encanto

Para encontrar la verdadera experiencia sevillana debemos acudir a sus calles. Nada mejor que empezar por el increíble barrio de Triana, separado del casco histórico por el puente que lleva el mismo nombre y que cruza el Guadalquivir. Allí podemos encontrarnos con infinidad de bares típicos sevillanos, visitar algunas de las parroquias más importantes de la Semana Santa sevillana y comprar las cerámicas que adornan los locales de la zona.

De aquí volvemos a cruzar el puente para irnos al barrio de Santa Cruz, la antigua judería de Sevilla. Como podremos ver, este barrio añade aún más contraste al plano cultural de Sevilla, y supone un lugar excelente para pasear y deleitarse con una buena gastronomía y tiendas en las que podrás encontrar verdaderas joyas de artesanía.

Sevilla mucho más por visitar

Pero no te quedes solo con lo que has leído aquí, Sevilla alberga muchos más lugares que merece la pena visitar y descubrir.

Podemos verla desde las alturas en las Setas, sentir la pasión por el fútbol en el Sánchez Pizjuan o en el Benito Villamarín o, simplemente, salir a comer unas tapas acompañadas de una auténtica Cruzcampo.

Sevilla es increíble, así que experiméntala intensamente, sin prisa y con la alegría que se respira en sus calles.