Roma, una ciudad que solo nombrándola nos hace viajar a tiempos de gladiadores y césares. Disfrutar de su presente entre construcciones del pasado es, en si mismo, una aventura más de nuestro viaje. Una de las ciudades más bellas que existe en el mundo, siendo la propia Roma un museo al aire libre gigantesco con sus bellas y majestuosas edificaciones. Roma es conocida también por las grandes leyendas y sucesos que han trascurrido en ella a través de los siglos y que marcaron la historia de la civilización.

Es un excelente lugar para visitar en pareja, con amigos y la familia o incluso solo ya que se vive como una aventura al tener tanto que ofrecer en cada rincón. Pero además, resulta un lugar único en el mundo dado que en su interior se encuentra el Vaticano, el estado más pequeño del mundo.

Sin entrar en temas religiosos, visitar el Vaticano es sumamente maravilloso, donde el arte y la belleza abundan a través de los corredores que conforman sus museos y edificios. Obras que gozan de majestuosidad y encanto, que atrapan la mirada de más de uno.

También te puede interesar  ☆ Visitar el Museo de Arte Moderno de Nueva York en Estados Unidos

Uno se da cuenta que está en el Vaticano por sus singulares edificios, calles y pinturas hermosas que parecieran haber salido de una película o hechas por los mejores artistas, cosa que no esta tan alejada de la realidad.

Roma, llamada la ciudad eterna porque pareciera que el tiempo no pasara por ella, lo que resulta fascinante ya que las estructuras que dieron vida a la historia están conservadas y le da un aspecto un tanto artístico como cultural, y donde el presente se entremezcla con el pasado.

Monumentos recomendados a visitar en Roma

El Coliseo

Una de las maravillas del mundo y emblema del Antiguo Imperio Romano. Construido y remodelado por los emperadores, donde se libraban grandes duelos entre los gladiadores. Solo se puede describir como fascinante o magnifico, en especial por el hecho que queda en todo el centro de la ciudad, como si el Coliseo fuese la mayor atracción o la fuente de la belleza romana.

Es una gran estructura capaz de tener a más de 50 mil espectadores, con el diseño clásico característico de la Roma antigua, además de seguir teniendo ese aire a la época de los gladiadores. Perfecto para visitar por su historia, curiosidades y estructura, sería imperdonable no fotografiarlo.

También te puede interesar  ☆ Visitar el Empire State Building de Nueva York en Estados Unidos

A pesar del desgaste del paso del tiempo y las fracturas ocasionadas por terremotos y saqueos, la estructura se sigue manteniendo intacta, conservando su esencia. Además de darle un toque especial a lo antiguo, por lo cual sigue siendo el icono de la antigua Roma.

Tampoco se pueden dejar pasar las bellísimas plazas con sus fuentes, auténticas obras de arte, con figuras esculpidas a mano en mármol como en los museos. También de tener una gran variedad, todas son recomendadas para visitar que hasta incluso se recomendaría dejar un día exclusivamente para visitarlas todas.

Están son algunas de las plazas más visitadas en Roma

  • Plaza Navona: de las más bonitas, única por el hecho de tener tres fuentes magnificas hechas por manos de artistas de renombre de la época.
  • Plaza de España: de las más visitadas, en ella se realizan diferentes eventos, como obras, conciertos y desfiles de moda.
  • Campo dei Fiori: excelente para visitar, relajarse y comprar algún recuerdo, donde los comerciantes se reúnen para vender y mostrar las artesanías italianas.
  • Plaza del Campidoglio: tiene un toque especial, ya que es una de las plazas más moderna de Roma, combinando el estilo del antiguo imperio Romano con el modernismo de hoy en día.
También te puede interesar  ☆ Visitar el Castillo de Windsor en Inglaterra

Gastronomía romana

No podemos dejar de hablar del otro arte de Italia, su gastronomía, además de su auténtica pizza de múltiples ingredientes y sabores, tenemos que probar su pasta, deliciosa, maravillosa, no hay adjetivos para describir lo que supone al paladar probar la auténtica pasta italiana en algún local del barrio de Trastevere. Y su buen café, sin olvidar el cappuccino y los riquísimos helados que, sobre todo en verano, serán un deleite constante.

Sin duda hay que visitar Roma porque nos recibirá con los brazos abiertos, una ciudad espectacular que a todos maravilla.