Barcelona nació en el Mediterráneo y el carácter de sus gentes viene muy marcado por ello, una ciudad abierta al turista y cálida, siempre dispuesta a dar la bienvenida a los miles de visitantes que abarrotan cada día sus calles llenas de alegría, historia y bellos monumentos que siempre impresionan.

Esta ciudad cosmopolita, tiene un nombre propio unido para siempre a ella, el famoso arquitecto Antoni Gaudí, su obra es punto de partida a un gran tour para recorrer la ciudad.

La Sagrada Familia

Empezamos dando las mejores opciones para poder recorrer esta ciudad y es ahí donde colocamos a la Sagrada Familia. Este es, sin lugar a duda, uno de los edificios que más da que hablar sobre la bella ciudad de Barcelona. Esta iglesia inconclusa, la Sagrada Familia es una de las mejores obras que fueron creadas por el maestro de arquitectos de Cataluña, el gran Antoni Gaudí. Mucha gente que visita Barcelona, nunca pierde la oportunidad de ver este hermoso sitio, a pesar de las largas colas que se forman para poder acceder si no se reserva la entrada Sagrada Familia online.

También te puede interesar:  Visitar la isla Robben en Sudáfrica

Algo que se puede admirar a primera vista, son las hermosas fachadas y sus torres, no bromeamos cuando decimos que es lo primero que se puede apreciar de este edificio, ya que las torres pueden verse incluso desde las zonas que se consideran las más lejanas de toda la ciudad. Su interior es abrumadoramente inmenso y tremendamente hermoso.

Dispone de varias escaleras de caracol bien distribuidas y también las pequeñas capillas que se pueden apreciar desde su interior, con imágenes de ángeles en las bellas vidrieras de arquitectura gótica. Un hermoso patrimonio cultural de la humanidad que hay que visitar, sin duda, en tu viaje a Barcelona.

La Casa Batlló

La Casa Batlló tiene muchos detalles que ofrecer a todos los turistas, sin olvidar su gran historia. No fue sino hasta en 1904, que la familia Batlló llegó a pedir al arquitecto Gaudí que ideara esta obra, convirtiendo todo el edificio en lo que podría ser una obra de arte magnifica rediseñando todo el bloque, fue así como se le dio libertad al gran artista y creador catalán.

También te puede interesar:  Qué ver al visitar Granada

Su diseño así quedó, en manos del artista, es tanto la fachada como incluso el interior de esta “casa” una de las mejores obras que ha hecho Antoní Gaudí. Es éste también un gran ejemplo de lo que se considera en el arte, un modernismo proveniente de Cataluña, todo hecho en piedra de un hermoso color contando también con sus mejores formas abstractas. Realizar una visita a la Casa Batlló es la mejor opción para conocer sus secretos.

Tanto el exterior como el interior de este edificio está basado en colores muy cálidos, se da así un flujo bastante armonioso en lo que es esta obra, el patio de la casa será algo que cada turista estará en su libertad de emprender para apreciar así incluso la luz natural que ilumina toda esta edificación, complaciendo a cada viajero con hambre de cultura.

La Casa Milá

La Casa Milà fue construida entre los años 1905 y 1910 por un encargo de la familia Milá, todo el edificio se llegó a diseñar como un hogar bastante moderno para la propia familia en una época clásica poco transgresora.

También te puede interesar:  Visitar el Museo Rijksmuseum de Ámsterdam

La visita a la Casa Milà, llamado popularmente La Pedrera, tiene todas las condiciones para hacer que su disfrute en Barcelona sea completo, el poder viajar a esta edificación logrará completar su percepción sobre el verdadero arte gótico, las fachadas y los delicados relieves que se ubican en su azotea te hace sentir maravillado ante grandes obras creadas por el maestro del arte arquitectónico, no dudes en ningún momento en acercarte y explorar todas estos lugares que son un regalo a la humanidad.

Como mencionamos, para los amantes del modernismo y de la genialidad de la arquitectura, Barcelona es la ciudad ideal para visitar. Si te consideras un amante del arte y de lo que la imaginación del hombre puede lograr, sin duda tienes que visitar Barcelona y disfrutar además de su gastronomía, otro arte del que hablaremos en otro momento.