Visitar la Fábrica de Oskar Schindler en Cracovia, Polonia

por | Polonia

Inicio > Entradas > Polonia > Visitar la Fábrica de Oskar Schindler en Cracovia, Polonia

Qué ver en la Fábrica de Oskar Schindler en Cracovia

Cracovia es una de las ciudades europeas que todavía mantiene huellas dejadas por la ocupación Nazi. Sin duda, es un excelente destino para visitar, conocer y realizar un recorrido por los escenarios de Polonia que albergaron parte de un suceso que marcó la historia de la humanidad.

Sin olvidar otros lugares destacados de Polonia como la famosa mina de sal de Wieliczka o el campo de concentración de Auschwitz, en esta ocasión hablaremos de uno de los héroes que el director Steven Spielberg popularizó en su película “La lista de Schindler”.

Actualmente, la ciudad de Cracovia cuenta con un museo y distintas rutas que sirven para ilustrar la vida de aquella época. Por supuesto, entre los lugares más importantes que todos buscan visitar está la fábrica de Oskar Schindler, y que a continuación te mostramos.

Cómo llegar a la Fábrica de Oskar Schindler

Llegar a la fábrica de Schindler en Cracovia desde el centro de la ciudad no es complicado, existen varias formas de hacerlo. Para comenzar, la opción más rápida y sencilla es tomar un taxi hasta el lugar, a diferencia de otras ciudades europeas, aquí no es un servicio de precio elevado.

También es posible llegar caminando desde el centro de la ciudad, este plan es ideal para quienes buscan dar un paseo e ir admirando edificaciones históricas y cruzar el río Vístula o Wisła. Por su parte, es posible tomar un tren, la parada más cercana a la fábrica es la de Kraków Zabłocie, en esta estación paran los trenes que vienen desde la estación de tren de Cracovia.

Asimismo, se puede llegar a través de tranvía. La parada Zabłocie es cercana a la fábrica de Oskar Schindler y se puede acceder a ella desde los tranvías 9, 20, 49 y 50. La parada Plac Bohaterów Getta es otra de las opciones y se puede llegar con los tranvías 3, 19 y 24.

En general, es un lugar que acostumbra a recibir muchos viajeros interesados en visitar la fábrica por ello, llegar hasta allí para realizar un tour resulta muy fácil desde cualquier punto de la ciudad.

Visita a la Fábrica de Oskar Schindler en Cracovia

Es importante no entrar en confusión y dejarse influenciar por el nombre del edificio, en realidad, la visita a la fábrica se refiere a un recorrido por el lugar que albergaba administrativamente la fábrica, es decir, no se trata de una exposición de la maquinaria o el proceso de producción.

El recorrido está centrado en darles una visión a los visitantes de cómo era la vida cotidiana de los ciudadanos de Cracovia durante los años de la ocupación nazi, es decir, de 1939 a 1945. En este recorrido se aprende sobre la Segunda Guerra Mundial y lo que representó para la gente común que habitaba Cracovia.

Durante toda esta visita se puede acercar a la sede de la fábrica y ver de cerca cómo Oskar Schindler salvó a muchos de sus empleados de la muerte. En el museo hay diferentes salas multimedia y contenido audiovisual, todo esto, con la intención de revivir todo en primera persona.

En la visita se ofrece la oportunidad de recorrer las calles de la ciudad, ver y visitar el taller de fotógrafos, una peluquería de la época, subirse al tranvía e incluso darle un vistazo y recorrer un apartamento judío de la época.

Así pues, no se visita una fábrica, se visita un edificio que alberga mucha historia alrededor de los sucesos de la Segunda Guerra Mundial. En el edificio se encuentra una sala interactiva que permite adentrarse en la vida de un ciudadano promedio de aquel momento, dándole una visión cercana a la época de la ocupación nazi hasta llegar a su liberación.

Asimismo, en algún punto del recorrido se observa todo el aparataje propagandístico nazi, una recreación fiel de cómo fue el proceso de ocupación y demás. De hecho, se consigue darle al visitante una perspectiva cercana de cómo se formó el gueto judío y cómo funcionaba la convivencia entre judíos y polacos.

Realizar esta visita es toda una experiencia de carácter inmersivo que toca las fibras de todos los visitantes. Dentro del contenido multimedia hay testimonios de personas que vivieron en primera persona la ocupación y todos los hechos acontecidos es esta época oscura de la historia.

Actualmente, se puede visitar el despacho de Oskar Schindler donde trabajó y escribió los nombres que aparecieron en la famosa lista.