Visitar el Templo de Angkor Wat en Camboya

por | Camboya

Inicio > Entradas > Camboya > Visitar el Templo de Angkor Wat en Camboya

El Templo de Angkor Wat es una joya arquitectónica que se encuentra entre los destinos turísticos más populares por su belleza y su simbolismo. Ubicado en el corazón de Camboya, este complejo arquitectónico fue construido hace casi mil años como un templo hinduista y es considerado una de las maravillas de la antigüedad, siendo uno de los monumentos más famosos y más visitados del mundo.

El Templo de Angkor Wat es uno de los monumentos más antiguos del mundo. Fue construido entre los años 1113 y 1150 por el rey Khmer Suryavarman II como una sala de culto hinduista a Vishnu, uno de los dioses de la religión india.

El Templo de Angkor Wat requirió un esfuerzo titánico en su construcción, que duró más de 30 años en ser completado. El templo está rodeado de una muralla de aproximadamente 8 km de largo y un foso de aproximadamente 190 metros de ancho, lo que lo convierte en el monumento religioso más grande del mundo.

Qué ver en el Templo de Angkor Wat

El Templo de Angkor Wat es un complejo arquitectónico de una belleza asombrosa. Está compuesto por varios edificios, incluido el templo principal de Angkor Wat, conocido como el templo central, que está rodeado por una serie de terrazas, recintos y estanques que se extienden durante miles de metros cuadrados.

El templo está cubierto con más de 2.000 relieves en los muros y techos, y está decorado con esculturas de dioses y diosas. La única entrada a Angkor Wat es una gran puerta de piedra con considerables relieves de los dioses hinduistas, lo que le da al templo una apariencia solemne y majestuosa.

El Templo símbolo de Camboya

Angkor Wat se encuentra en el corazón de Camboya, un país ubicado en el sudeste asiático. El templo se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad de Siem Reap, una de las principales ciudades turísticas de Camboya.

Siem Reap es el lugar perfecto desde el que visitar el templo de Angkor Wat, ya que hay numerosos hoteles y otros servicios turísticos.

La historia de Angkor Wat

Angkor Wat fue construido por el rey Suryavarman II, quien gobernó el Imperio Khmer desde 1113 hasta 1150. El rey ordenó la construcción de este templo hinduista como una dedicación a Vishnu, el dios de la protección y el orden en la religión hinduista.

Este templo fue construido como una de las mayores obras de construcción en la historia, que tomaría más de 30 años para completarse.

El templo está rodeado por una muralla de aproximadamente 8 km de largo, y se extiende durante miles de metros cuadrados. Está decorado con más de 2.000 relieves y es una de las pocas obras de arquitectura que sobrevivió a la destrucción de la Edad Media.

El templo en sí es una muestra de la antigua técnica de construcción, y un recordatorio de la grandeza de los imperios antiguos que, sin máquinas, realizaban trabajos realmente impresionantes y perfectos.

Entradas al Templo de Angkor Wat ticket y tour

El Templo de Angkor Wat sigue siendo un lugar de gran importancia para los camboyanos hasta el día de hoy. Es considerado un símbolo de orgullo nacional, y miles de personas viajan allí cada año para ver su belleza y admirar su grandeza.

El templo es un lugar sagrado para los devotos hinduistas, y es un importante destino turístico para los viajeros que desean experimentar la antigua cultura y arquitectura de Camboya.

Puedes consultar a continuación todas las opciones de visita disponibles, con servicio de traslado incluido desde los puntos más importantes, si lo necesitas.

Templo hinduista Camboya

El Templo de Angkor Wat es un majestuoso monumento que se alza en las llanuras de Camboya, cerca de la ciudad de Siem Reap. Originalmente construido como un templo hinduista dedicado a Vishnu, esta estructura arquitectónica es un testimonio de la influencia religiosa y cultural de la India en la región del sudeste asiático. A lo largo de los siglos, Angkor Wat ha experimentado una transformación religiosa, pasando de ser un centro del hinduismo a convertirse en un lugar sagrado del budismo, reflejando la evolución espiritual de la sociedad camboyana.

La magnificencia de Angkor Wat se evidencia en su complejo diseño y decoración. Los cinco lotos que forman las torres centrales simbolizan los montes Meru, morada de los dioses en la mitología hinduista. Al visitarlo, los turistas pueden observar los detallados bajorrelieves que narran episodios épicos hinduistas, como el Ramayana y el Mahabharata, además de escenas cotidianas y mitológicas del periodo Angkoriano. La fusión de la devoción religiosa con la impresionante estética es lo que hace de Angkor Wat un destino sin igual.

El sitio arqueológico de Angkor, donde se encuentra Angkor Wat, ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta distinción subraya la importancia de preservar y proteger este tesoro cultural para las generaciones futuras. Las visitas a Angkor Wat están organizadas para minimizar el impacto turístico y mantener la integridad de este histórico santuario. Quienes deseen explorar este templo deben considerar las siguientes recomendaciones:

  • Planificar la visita durante las horas menos concurridas, preferiblemente temprano en la mañana o al atardecer.
  • Respetar las normas del sitio, incluyendo las vestimentas apropiadas que cubran hombros y rodillas, en señal de respeto al lugar sagrado.
  • Contratar una visita guiada para una comprensión más profunda de la historia y la mitología que envuelven al templo.
  • Prepararse para el clima tropical y llevar agua suficiente para mantenerse hidratado durante el recorrido.

En conclusión, el Templo de Angkor Wat no es solo una maravilla arquitectónica, sino también un puente entre el pasado y el presente, ofreciendo a los visitantes una ventana a la rica espiritualidad e historia de Camboya. Su origen hinduista y su evolución a lo largo de los años hacen de él un lugar de peregrinación y admiración tanto para fieles como para amantes de la historia y la cultura mundial.

Angkor Wat Camboya

Angkor Wat es sin duda el monumento más icónico y magnífico de Camboya, y una joya del patrimonio mundial que atrae a millones de visitantes cada año. Este complejo de templos se encuentra en la provincia de Siem Reap y es el mayor monumento religioso del mundo, extendiéndose sobre unas 162 hectáreas. Fue construido inicialmente como un templo hinduista dedicado al dios Vishnu en el siglo XII por el emperador Suryavarman II, pero se transformó gradualmente en un centro del culto budista. Angkor Wat es reconocido por su impresionante arquitectura jemer y sus detallados bajorrelieves que narran mitos hindúes y escenas de la vida cotidiana del imperio.

La visita a Angkor Wat es una experiencia inolvidable, pero requiere algo de planificación. El complejo abre sus puertas al público desde las 5:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde, permitiendo a los visitantes ser testigos de impresionantes amaneceres y atardeceres detrás de sus cinco emblemáticas torres. Se recomienda comprar un pase de varios días, ya que el sitio es extenso y hay mucho que explorar, incluyendo templos cercanos como Angkor Thom y Ta Prohm.

Para una experiencia más enriquecedora, muchos viajeros optan por contratar una visita con guía turístico que puede proporcionar información detallada sobre la historia y arquitectura del templo, así como llevarlos a los puntos menos concurridos para una visita más tranquila. Además, se debe tener en cuenta que el clima en Camboya puede ser muy caluroso y húmedo, por lo que es aconsejable llevar ropa ligera y cómoda, protector solar y suficiente agua para mantenerse hidratado durante el recorrido.

Es importante también respetar las normas del lugar, ya que Angkor Wat no es solamente un sitio turístico, sino un lugar sagrado para los camboyanos. Se debe vestir apropiadamente, cubriendo hombros y rodillas, y mantener un comportamiento respetuoso dentro del recinto. Además, los visitantes deben estar preparados para caminar bastante, ya que las distancias entre los templos son considerables y parte del encanto del lugar reside en la posibilidad de descubrirlo a pie o en bicicleta.

Templo Camboya

El Templo de Angkor Wat, ubicado en Camboya, es una de las construcciones religiosas más grandes y significativas del mundo. Este templo es el corazón y alma del país, y se ha convertido en un símbolo nacional, incluso estando presente en la bandera de Camboya. Construido en el siglo XII por el rey Suryavarman II, Angkor Wat fue originalmente dedicado al dios Vishnu del hinduismo, pero más tarde se convirtió en un centro budista. Su arquitectura es un ejemplo supremo del estilo clásico de Khmer, destacando por sus altas torres, complejos bajorrelieves y la precisión de sus carvings de piedra.

Visitar Angkor Wat es una experiencia enriquecedora, tanto espiritual como culturalmente. Este complejo de templos ofrece un vistazo al pasado glorioso del Imperio Khmer y su avanzada civilización. Los visitantes pueden explorar numerosas galerías con bajorrelieves que narran episodios del Ramayana y el Mahabharata, así como escenas cotidianas del período Angkoriano. Además, es imperdible presenciar el amanecer o atardecer en Angkor Wat, momentos en los que el templo se baña en tonos dorados, creando una atmósfera mística.

Dentro del complejo de Angkor, hay una serie de estructuras y templos significativos que complementan la visita a Angkor Wat. Algunos de estos incluyen:

  • Angkor Thom: la última capital del Imperio Khmer, famosa por su puerta sur y las enigmáticas caras sonrientes del templo de Bayon.
  • Ta Prohm: conocido por las enormes raíces de árboles que entrelazan sus ruinas, lo que le da una atmósfera única y es un recordatorio del poder de la naturaleza.
  • Preah Khan: un templo que fue tanto un centro religioso como una universidad, con menos turistas, lo que permite una exploración más tranquila.
  • Banteay Srei: conocido como el ‘Templo de las Mujeres’, famoso por sus intrincados bajorrelieves en piedra de arenisca roja.

Para una visita completa al Templo de Angkor Wat y sus alrededores, es recomendable dedicar al menos dos o tres días. Es importante tener en cuenta que el sitio es enorme y está lleno de maravillas arquitectónicas y artísticas dignas de ser apreciadas con detenimiento. Además, es aconsejable contratar a un guía local que pueda proporcionar información detallada sobre la historia y el significado de cada templo y estructura, enriqueciendo así la experiencia del visitante.