No te pierdas la oportunidad de subir hasta los pisos 124 y 125 del Burj Khalifa y disfrutar de una increíble vista panorámica de 360 grados sobre el golfo Pérsico.

Ubicado en Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, este es el edificio más alto del mundo, con 828 metros. El mismo tiene el doble de altura que el Empire State, el famoso rascacielos de Nueva York, y también supera a la Torre Taipei 101.

Con tu entrada podrás llegar hasta un mirador ubicado a 442 metros de altura, en el ascensor más rápido del mundo. Desde allí tendrás una vista privilegiada de la ciudad y podrás contemplar la puesta del sol en la plataforma de observación.

También podrás maravillarte con una fascinante panorámica del gran lago artificial donde se encuentra instalada la Fuente de Dubái, una de las atracciones más conocidas de la zona.

También te puede interesar  Visitar el Museo del Hermitage de San Petersburgo en Rusia

Desde la altura podrás disfrutar de la música y del espectáculo de aguas danzantes, que tiene 275 metros de longitud y cuenta con 6.600 focos y 50 vídeo proyectores de iluminación. Además, sus impulsores son capaces de lanzar el agua a más de 150 metros de altura.

Si quieres disfrutar de esta increíble experiencia, te aconsejamos que reserves tu ticket de entrada al edificio para aproximadamente treinta minutos antes del show. Así te asegurarás un buen lugar desde donde contemplarlo.

Por otro lado, tu visita podrá ser acompañada de audioguías, que te contarán toda la historia del Burj Khalifa, cómo fue su construcción y todos los detalles de su arquitectura y tecnología. La misma está disponible en español, chino, inglés, francés, alemán, japonés, árabe y ruso.

También te puede interesar  Visitar la torre Tokyo Skytree en Japón

Además, existe un tour de audio especial para niños entre 8 y 12 años. Para alquilar la audioguía se requiere un depósito y un documento de identidad.

Por otro lado, con tu entrada podrás disfrutar de wifi en todo el edificio, el uso de telescopios y tendrás un 10 por ciento de descuento en la tienda de recuerdos y en el bar «The Café», ubicado en la planta baja de la atracción.

Burj Khalifa significa Torre Califa y en su construcción participaron más de 12.000 personas de 30 países. La misma comenzó el 21 de septiembre de 2004, finalizó el 4 de enero de 2010 y su costo fue de 1.500 millones de dólares.

También te puede interesar  Visitar el Palacio de Versalles en Francia

El edificio es visible desde 95 kilómetros de distancia, cuenta con 57 ascensores, pesa 500.000 toneladas y está recubierto por 28.601 paneles de cristal.

Además del lago, a su alrededor está el famoso centro comercial Dubái Mall, junto con gran cantidad de bares y restaurantes.

Los tickets para ingresar al Burj Khalifa se agotan con bastante antelación, por lo que es recomendable comprarlos de manera online lo antes posible. Los niños menores de 4 años ingresan gratis.

El punto de encuentro para el acceso está ubicado en la plata baja, justo a la izquierda de la entrada principal al edificio, llamada «At the Top».