Descubre aquí las opciones disponibles y reserva para asegurar tu visita


Que ver en la isla de Mallorca

En pleno mar Mediterráneo se encuentra un archipiélago que alberga algunos de los lugares más bonitos de España. Con sus playas y calas, la Tramontana, la encantadora ciudad de Palma e increíbles atardeceres, hoy vamos a conocer la mayor de las Islas Baleares: Mallorca.

Palma: capital isleña

A orillas del mar Mediterráneo se encuentra la ciudad más poblada del archipiélago balear y capital de la comunidad autónoma. Palma de Mallorca es una ciudad antigua, que se ha ido modernizando con el paso de los años y con la llegada del turismo a mediados del siglo pasado.

Situada en la cara oeste de la isla, en la bahía de Palma, su casco histórico está muy bien conservado, por lo que podemos gozar de algunos pedazos de historia con el mar de fondo. La Catedral-Basílica de Santa María, de estilo gótico, se comenzó a construir en el siglo XII y no fue terminada hasta el XVII, aunque ha sido objeto de grandes reconstrucciones y reformas. Posiblemente sea el lugar más reconocido y fotografiado de la isla.

Muy cerca de nuestro primer destino nos encontramos con el Palacio Real de la Almudaina, que durante muchos años ha sido establecimiento de dinastías musulmanas y, más tarde, españolas. Hoy forma parte de Patrimonio Nacional y es posible recorrer sus estancias reservando entrada con visita guiada.

Vale la pena también recorrer el paseo marítimo de Palma, donde podremos encontrar algunos de los yates más lujosos del mundo, además de poder disfrutar de la excelente cocina balear y su pescado fresco en los locales a pie de playa.

Dirección oeste: Sant Elm y el islote de Sa Dragonera

Al noroeste de Palma podemos llegar a uno de los rincones con más encanto de toda Mallorca, un lugar que guarda la esencia mallorquina a pesar de la gran cantidad de turistas que visitan la isla cada año. Sant Elm es un pequeño pueblo pesquero situado en frente del islote de Sa Dragonera, separado por el mar de la isla de Mallorca.

La vista del islote dese Sant Elm ya es de por sí algo maravilloso, pero si queremos ampliar la experiencia podemos transportarnos al Parque Natural de Sa Dragonera en barcos que salen frecuentemente del pueblo.

Allí podrás hacer senderismo, recorrer la isla mediante una visita guiada e incluso hacer snorkel o, si tienes los cursos, alguna que otra inmersión de buceo.

Directos a la Sierra de Tramuntana

Pasamos del mar a la montaña. Muy cerca de Sant Elm se encuentran los lugares más auténticos de Mallorca, pequeños pueblos perdidos entre masas rocosas que conservan toda la autenticidad de la isla.

Dentro de Tramontana encontramos gran variedad de paisajes: bosques, increíbles acantilados y montañas que llegan a los 1.436 metros de altura en su punto más alto. Este entorno natural es perfecto para senderistas y amantes de la naturaleza, ya que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2011.

Una mención especial merecen los pequeños pueblos que hay en su interior: Bañalbufar, Deia, Sóller o Valldemossa son algunos de ellos. Estos pueblos cuentan con unas tradiciones muy arraigadas que, pese a la masificación de turistas, no ha cambiado. Visitarlos es la mejor manera de conocer la verdadera Mallorca.

Y, ¡al agua!

Si algo destaca de Mallorca son sus hermosas playas. Aquí el concepto es diferente, ya que lo más común es llegar a pequeñas y alejadas calas que se reparten por toda la isla.

Las dos consideradas más hermosas son Sa Calobra y Cala Tuent. Sus aguas cristalinas merecen que nos bañemos en ellas. Nos acompañaran los acantilados y la arena amarilla tan típica de Mallorca. Si te atreves, hay algunos saltos desde la roca al mar que solo están hechos para los más adictos a la adrenalina.

El cabo de Formentor

El punto más septentrional de la isla es otro de los atractivos de Mallorca. En él encontramos una hermosa y salvaje postal, en la que los acantilados caen directamente hacia el mar, donde rompen las olas con fuerza.

En la punta, un faro resguarda a los barcos del cabo, señalando cada noche el lugar más al norte de Mallorca. Pasear a 100 metros sobre el nivel del mar, viéndolo desde arriba, es una experiencia única.

Mucho más que ver en Mallorca

Aunque te hemos traído un pequeño aperitivo de Mallorca, la isla ofrece muchísimo al visitante. Lugar ideal para deportes acuáticos, submarinismo, senderismo, escalada o multitud de deportes de aventuras, tu experiencia en Mallorca puede ser tan amplía que te llevaría semanas llegar a descubrirla toda.