Descubre aquí las opciones disponibles y reserva para asegurar tu visita


Qué ver en Córdoba

Una de las ciudades más importantes, desde el comienzo de la historia de la Península Ibérica, se sitúa a los márgenes del rio Guadalquivir. Córdoba fue, durante la época de la invasión musulmana, la ciudad más relevante y culta de Europa, centro mundial de la educación.

Hoy es la metrópoli con mayor número de lugares Patrimonio de la Humanidad del planeta, así que vamos a ofrecerte unas pinceladas para que conozcas los puntos más destacados de esta ciudad de España, y que no te puedes perder en tu próximo viaje a Córdoba.

 

Córdoba monumental

El paso de los años parece no transcurrir en Córdoba. Crisol de culturas, fue capital de la Hispania Ulterior en la época romana, centro del Emirato de Córdoba en la época musulmana, y hoy es la tercera ciudad más grande de Andalucía. No es de extrañar que, con este historial, Córdoba este regada de monumentos.

El más importante, tanto que incluso el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante su viaje a España, lo definió como ejemplo de tolerancia, es la Mezquita-Catedral de Córdoba. Conocida de forma eclesiástica como la Catedral de la Asunción de Nuestra Señora, donde aún se conservan la sala de oración y el bellísimo espacio interior con las columnas y arcadas bicolores de la época musulmana.

La mezquita es un increíble ejemplo de cambios arquitectónicos realizados a lo largo del tiempo, así como un espacio artístico inigualable en todo el planeta. Llego a ser el segundo santuario del islam más grande del mundo, solo por detrás de La Meca.

Muy cerca de la mezquita-catedral se encuentra el Alcázar de los Reyes Cristianos. Esta fortaleza y Palacio, protegida por amplios muros, sirvió como cárcel y sede de la Inquisición en la época medieval. Alfonso X El Sabio fue el gran artificie de su restauración. En ella podemos encontrar hoy objetos tan curiosos como un sarcófago pagano.

A 20 minutos en coche del centro de la ciudad, podemos visitar las ruinas de Medina Azahara, ciudad palatina que mandó edificar el primer califa de Córdoba. Su estructura mejor conservada y más icónica es la Puerta del Primer Ministro, aunque también se pueden visitar estancias residenciales de algunos de los mandatarios islámicos de la época.Estatua Córdoba España

Volvemos al centro histórico de la ciudad para encontrarnos con un ejemplo más de la diversidad cultural de Córdoba. En la calle Judíos se encuentra la sinagoga, un templo de estilo mudéjar en perfecto estado de conservación. En su centro de interpretación podremos conocer mejor todo lo relacionado con judaísmo en Córdoba, y también podemos visitar su patio, las galerías y salas de oración que lo componen.

Y así es como hemos conseguido visitar 4 Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO tan solo en Córdoba.

Paseo cordobés

Pero toda la belleza de Córdoba no está solo en sus edificios históricos. En una ciudad en la que la gente es tan importante como sus monumentos, no podemos recomendarte otra cosa que pasear y conocer el ambiente cordobés.

En plena judería de Córdoba, con las vistas de la catedral al fondo, podemos visitar la Calleja de las Flores, denominada así por la vegetación que adorna los balcones de las típicas casas cordobesas. Sus tiendas ofrecen todo tipo de recuerdos.

A poca distancia, se encuentra el Puente Romano de Córdoba, cruzando el río Guadalquivir, su construcción data del siglo I. Sus 331 metros de longitud ofrecen unas magníficas vistas del río, con la catedral de fondo.

La torre de Calahorra supone la entrada del puente, fortificación musulmana construida para proteger la ciudad de los ataques. También es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1994, al igual que el puente.

La Plaza de la Corredera es otro de los lugares más visitados de Córdoba. En el centro de la ciudad, sus famosos Arco Alto y Arco Bajo suponen la entrada a la misma. En ella podemos encontrar multitud de restaurantes donde deleitarnos con lo mejor de la cocina cordobesa.

Apunta Córdoba en tu lista de destinos

Como ves, Córdoba es una ciudad increíblemente rica para todas aquellas personas que quieran indagar en una de las historias más increíbles de la Península Ibérica.

El carácter abierto de sus gentes y su excelente gastronomía, con platos tan típicos de la cocina española como el Salmorejo, son los alicientes perfectos para la visita a esta hermosa ciudad.

Así que no lo dudes, cultura, sabor, alegría e historia para todos los gustos. Descubre Córdoba, que no decepciona a nadie y enamora a todos.